Un hospital + humano

¿Sabías que los jarabes para el resfriado pueden ser muy peligrosos en niños?

Dra. Karen Maraña

Pediatra H+

Es súper frecuente que ante estos cuadros, se prescriban o automedique a los niños con antihistamínicos, antitusígenos, mucolíticos y/o expectorantes como: Dextrometorfano, loratadina, pseudoefedrina, fenilefrina, guaifenasina, bromhexina, acetilcisteína, codeína e hidrocodona.

Sin embargo, desde hace más de 10 años, el uso de estos medicamentos está PROHIBIDO por la FDA en menores de 4 años y NO se recomiendan en menores de 12 años por sus efectos nocivos.

Y lo más importante, en múltiples estudios se han comparado pacientes a los que se administran estos medicamentos y a los que no se les administra, sin encontrar una diferencia en el curso de la enfermedad.

Es súper frecuente que ante estos cuadros, se prescriban o automedique a los niños con antihistamínicos, antitusígenos, mucolíticos y/o expectorantes como: Dextrometorfano, loratadina, pseudoefedrina, fenilefrina, guaifenasina, bromhexina, acetilcisteína, codeína e hidrocodona.

Sin embargo, desde hace más de 10 años, el uso de estos medicamentos está PROHIBIDO por la FDA en menores de 4 años y NO se recomiendan en menores de 12 años por sus efectos nocivos.

Y lo más importante, en múltiples estudios se han comparado pacientes a los que se administran estos medicamentos y a los que no se les administra, sin encontrar una diferencia en el curso de la enfermedad.

 

¿Qué pueden ocasionar en los peques estos medicamentos?

Pueden provocar síntomas que van desde náusea, vómito, dolor de cabeza, palpitaciones, hasta mareos, visión borrosa, broncoespasmo, fiebre, crisis convulsivas e inclusive depresión respiratoria.

Por lo que ni siquiera existen dosis recomendadas o establecidas por peso para niños.

Entonces, ¿Qué se debe hacer ante un resfriado común?

Lo primero es acudir con tu pediatra para que revise por completo a tu pequeño y descarte cualquier otra infección, así como explicarte el por qué piensa que se trata de una infección viral de ser el caso.

Lo que la Academia Americana de Pediatría recomienda son acciones para mejorar los síntomas de los pequeños:

  • Antipiréticos y analgésicos para ayudar con el dolor y la fiebre. Recuerda que los niños no son adultos pequeños y que los medicamentos siempre deben ser calculados por peso y por edad.
  • Abundantes líquidos.
  • Aseos nasales con agua salina, en caso de congestión nasal.
  • Caldos y tés calientes, ya que no se sabe aún si es por el calor o el vapor que despiden ayuda a nuestros cilios (pelitos que recubren la vía aérea) a mejorar su movilidad y la clarificación de secreciones.
  • Miel de abeja en mayores de 1 año, en caso de presentar tos.
  • Lavado de manos con agua y jabón muy frecuentes.

La base de la salud es la información.

Si queremos niños sanos, necesitamos papás bien informados.

Formemos un equipo y cuidemos la salud de nuestros niños.

Bibilografía:

  • Michael Allan, et al., Prevention and treatment of the common cold: making sense of the evidence, CMAJ, 2014; 186(3): 190-199
  • Van driel ML, Scheire S, DeckxL et al What treatments are effective for common cold in adults and children? BMJ 2018:363;k3786
  • American Academy of Pediatrics Caring for a child with a viral infection, August 31, 2011.